Ya están operativos los siete nuevos reductores de velocidad instalados en varias calles

En concreto, se han instalado dos reductores en la calle Ricardo Velázquez Bosco, tres en el bulevar de Entrepeñas, uno en la avenida de  Juan Pablo II y otro en el centro del casco urbano de Iriépal. Estos reductores están realizados en un material compuesto por resinas, -lo que permite su fijación a la calzada sin utilizar tornillos-, y  por otros componentes minerales que garantizan su dureza y durabilidad. En total, se han instalado unos 40 metros de este tipo de material que, junto a otras ventajas, “mejora la seguridad vial y evita su vandalización”, apunta la edil responsable de Movilidad. Estos reductores cumplen la normativa establecida por el Ministerio de Fomento en cuanto a sus dimensiones y altura  y están pintados en negro y amarillo, lo que facilita su visualización por parte de los conductores.
La instalación de estos reductores, responde a línea de trabajo que en materia de mejora de la movilidad y de la seguridad vial se viene desarrollando desde el Ayuntamiento de Guadalajara “para mejorar la seguridad vial de la ciudad”, al tiempo que se cumple un compromiso adquirido por el Alcalde, Antonio Román, “para hacer de Guadalajara una ciudad segura y accesible para peatones y conductores”, concluye la edil.