Ya han empezado los últimos trabajos para la apertura del nuevo Parque de Aguas Vivas

El proyecto de pavimentación, que afectará a una superficie de unos 8.000 metros cuadrados, contempla la instalación de pavimento de hormigón coloreado, con un tratamiento especial para garantizar la máxima adherencia. Estos trabajos tienen un presupuesto de 166.030 euros.
Por lo que se refiere a la instalación del alumbrado público, señalar que se van a instalar 74 puntos de luz, que serán distribuidos por el parque, proporcionando la plena iluminación del recinto. En este caso, el proyecto tiene un presupuesto de 141.625 euros. Como mejora se instalará una zona de juegos infantiles, con elementos novedosos y muy acordes con el diseño de esta amplia zona verde. Estas mejoras al proyecto están valoradas en unos 11.500 euros.
Con estos trabajos se dará por terminado este emblemático proyecto que ha sido posible gracias a la realización de dos Escuelas Taller que desde el año 2008, fecha en la que comenzaron los primeros trabajos para construir este parque, han proporcionado formación y empleo a 66 alumnos. En este proyecto han participado además personas contratadas a través de distintos programas de empelo, talleres de empleo municipal y del programa Guadaemplea.
El nuevo espacio verde, de más de 38.000 metros cuadrados, será una vez abierto al público “uno de los parques más singulares y vistosos de la ciudad”, ya que cuenta además de su atractivo natural con el adorno de 17 esculturas realizadas en hierro por los alumnos participantes en las dos escuelas taller, así como con varios puentes de madera, un peculiar mobiliario, un laberinto de aligustre de más de 1.800 metros cuadrados, y una singular zona de merendero infantil, “fabricada también por los propios alumnos”, destaca Encarnación Jiménez.
El nuevo parque de Aguas Vivas tiene otro atractivo añadido ya que está dotado con un acceso totalmente adaptado para personas con movilidad reducida, lo que convertirá a esta instalación municipal en un referente, dado que su rampa se ha diseñado para ser “totalmente accesible desde la zona de la lámina del barranco del Alamín hasta la calle de la Tajera que atraviesa este recinto”, concluye la edil responsable de Empleo.