Ya se puede visitar durante los fines de semana el monasterio de Monsalud de Córcoles

 

La apertura al público del Monasterio ha sido posible gracias a la rehabilitación llevada a cabo entre el Gobierno del presidente Barreda y los Ministerios de Fomento y de Cultura, a través del programa 1% Cultural, señaló la consejera

“Esta intervención que hemos realizado hace que Monsalud deje de ser un monasterio sin uso por el paso del tiempo, para convertirse en un motor de desarrollo que además es un gran atractivo turístico para nuestros visitantes”. Así se refirió García a este conjunto de edificaciones que sirvieron para la vida de los “monjes blancos” del Cister desde mediados del siglo XII.

“Hoy es un gran día para los vecinos de Córcoles y la comarca de los pantanos –afirmó la consejera–, porque no solo están recuperando para su uso y disfrute uno de los espacios culturales más importantes de la provincia de Guadalajara; sino que abren las puertas al futuro, a un nuevo recurso económico para el pueblo asociado al turismo cultural”.

La recuperación de este Monasterio “es un ejemplo más del compromiso de nuestro presidente con la conservación de los recursos culturales y del patrimonio de la región, que forma parte de nuestra identidad y es la clave de nuestro desarrollo”, señaló García acompañada por la delegada en la provincia de Guadalajara, Reyes Estévez.

Las obras para la puesta en valor de este monumento se han prolongado durante un año y ha sido necesaria la inversión de 845.248,28 euros, de los que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha aportado el 45%. Esto ha permitido consolidar los muros, intervenir en la iglesia y en el claustro del monasterio.

Para hacerlo visitable también ha habido que adecentar espacios, instalar barreras de seguridad y diseñar un itinerario por las zonas más significativas del monumento con paneles informativos. Con el fin de hacer más completa la visita, se han editado guías en castellano y en inglés

Gracias al programa 1% Cultural, en Guadalajara se han invertido esta legislatura más de 3,3 millones de euros para la conservación del patrimonio, de los que el Gobierno del presidente Barreda ha aportado 1,3 millones. Este programa ha permitido la intervención, desde 2007, en el castillo de Zorita de los Canes; el Monasterio de Monsalud, y la cripta e iglesia del Fuerte de San Francisco.

De la mano del arquitecto Eduardo Barceló de Torres, los vecinos pudieron conocer los detalles de las obras que se han llevado a cabo. Junto a ellos, en el acto también participaron el director general de Patrimonio Cultural, Luis Martínez; el alcalde pedáneo de Córcoles, Fernando Escamilla, y el de Sacedón, Ramón Escamilla.

Horario de visitas

El monasterio, que se podrá visitar los fines de semana, estará abierto al público entre los meses de marzo y octubre. Así, en marzo y abril el horario será de 11 a 18 horas los sábados, y de 11 a 15 horas los domingos. Entre mayo y octubre, los sábados abrirá sus puertas de 11 a 20 horas, y los domingos de 11 a 15 horas.

Características del Monasterio

Declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 1931, el Monasterio cisterciense de Santa María de Monsalud es titularidad del Ministerio de Cultura, que desde 1984 transfirió su gestión a la Junta de Comunidades.

Éste fue uno de los cenobios medievales más importantes de su entorno y el más antiguo y mejor conservado de los cuatro que se fundaron en la provincia de Guadalajara, junto a los de Bonaval, Buenafuente del Sistal y Óvila.

No se conocen muchos datos sobre la fundación del Monasterio, y el primer documento fiable data de 1167, en el que Juan de Treves, Arcediano de Huete, concede al Monasterio de Monsalud la aldea de Córcoles con todos sus términos.

Su fundación se debe al fenómeno repoblador impulsado por los monarcas frente a los musulmanes. La creación de estos centros monásticos servía para fijar la población de los territorios recién conquistados, que se estabilizaban ante la posibilidad de incrementar la producción de la tierra, en cuyo trabajo destacaron los monjes del Císter.