Brihuega y Trillo propondrán, juntos, en Fitur, una escapada “de sensaciones” y naturaleza a poco más de una hora de Madrid

trillo
Trillo

Ambos municipios alcarreños participarán en un mismo stand de 30 metros cuadrados en la Feria Internacional de Turismo de Madrid, que se celebra esta semana en Ifema, en el que desplegarán toda su oferta cultural y gastronómica como pueblos emblemáticos de la comarca de La Alcarria

Brihuega y Trillo, dos de los municipios más bellos y emblemáticos de la comarca de La Alcarria, participarán juntos en la Feria Internacional de Turismo que se celebra desde este miércoles en Madrid. Los dos pueblos llevarán hasta Ifema una completa oferta turística, cuyos principales ingredientes son la naturaleza, la gastronomía, la cultura y la historia. Un turismo “de sensaciones”, como lo denominan desde ambas localizaciones, unido al aroma a lavanda, al sonido del agua o al sabor de la miel. Todo, como destacan desde ambos ayuntamientos, a poco más de una hora de Madrid, lo que erige su propuesta como una escapada rural muy apetecible y accesible para quienes buscan disfrutar de unos días de relax y desconexión sin hacer demasiados kilómetros.

Campos e Lavanda. Brihuega
Campos e Lavanda. Brihuega

Brihuega puede presumir de contar con uno de los conjuntos histórico-artísticos más completos de la provincia de Guadalajara y de toda la zona centro de España. Más famoso en los últimos años por sus preciosos campos de lavanda, lo cierto es que el también conocido como Jardín de la Alcarria alberga numerosas edificaciones históricas como su castillo de la Peña Bermeja, sus murallas, su Arco del Cozagón, sus iglesias y conventos, o sus jardines, fuentes y plazas que bien merecen un detallado recorrido. Junto a ello, la amplia oferta gastronómica y cultural de la que dispone durante todo el año hace que la visita a Brihuega sea obligada para los amantes del turismo rural y de sensaciones.

Publicidad

En Trillo, el agua es protagonista indiscutible de su belleza. El tiempo parece detenerse cuando uno se sienta sobre el muro que acompaña al Tajo a su paso por el centro del pueblo. Formado por varias villas de gran antigüedad –Azañón, La Puerta, Morillejo y Viana-, como así lo atestiguan los restos romanos y medievales presentes en su término, alberga también el Monasterio de Óvila, fundado en el siglo XII por Alfonso VIII para la Orden del Císter. Su puente renacentista sobre el Tajo, su Pozo o Chorrerón y sus baños termales de Carlos III, que hoy albergan un imponente hotel balneario de cuatro estrellas, son los emblemas de este municipio que al Nobel Camilo José Cela pareció resultarle “incluso demasiado bonito”.

Ya sea en una escapada conjunta o reservando un fin de semana para cada uno de los municipios, tanto Brihuega como Trillo bien merecen una escapada. Así lo aseguran sus responsables de Turismo, quienes no podían dejar pasar la oportunidad de volver a presentar sus encantos en una feria como Fitur. “El turismo debe ser nuestro motor. Estamos potenciando lo que la naturaleza y la historia nos ha dado a ambos municipios, que es mucho, para conseguir con ello que cada vez sean más los que nos visiten. Tenemos mucho que ofrecer a nuestros visitantes”, explica la concejala del área en el Ayuntamiento de Trillo, Beatriz González.

Esta propuesta conjunta de Brihuega y Trillo en Fitur podrá conocerse en mayor detalle del 17 al 21 de enero, fechas de celebración de esta conocida feria, en un stand de 30 metros cuadrados y diseño propio situado en el pabellón 9 de Ifema (stand 9A43).