Durón, un entorno natural

La Hoz Angosta en Durón
La Hoz Angosta en Durón

La villa de Durón que se encuentra enclavado a orillas del Pantano de Entrepeñas, ofrece al visitante un entorno natural para la práctica de diversos deportes: senderismo, bicicleta, pesca, caza o simplemente admirar el entorno

Dos de las tres rutas que presentamos están balizadas, marcadas y señalizadas; una como SL-VII (El camino de Gualda) y la otra como SL-VIII (La Hoz Angosta), y forman parte del libro “Caminos de la Alta Alcarria”, editado con el patrocinio de la Central de Trillo y posteriormente balizadas por la Mancomunidad Riberas del Tajo.

La tercera ruta, El Camino de la Virgen de la Esperanza, está sin balizar, pero no reviste ninguna dificultad.

Publicidad

Estas tres rutas que son fáciles de realizar, cómodas y sencillas; pudiéndose hacer en familia o con un grupo de amigos. Para finalizar el día, el senderista puede disfrutar de la variada gastronomía de nuestra villa.

Durón está rodeado de amplio monte, de alcarrias con plantas aromáticas que ayudan a producir la rica y afamada miel de La Alcarria.

El entorno de Durón guarda barrancos de extraordinaria belleza como La Hoz Angosta, donde se encuentra el Granillo de Sal, una interesante formación pétrea; cerca del pueblo está el Barranco de la Zorra, un lugar angosto.

duron_fitur02_290115El río Tajo baña las tierras de Durón una vez retenidas sus aguas en el pantano de Entrepeñas; es un buen lugar para la práctica de deportes náuticos o la pesca, así como poder pasar un día de ocio.

Por todo el término municipal se puede practicar deportes como senderismo, como muchas rutas, algunas de ellas señalizadas. La caza menor también se puede practicar en Durón.

Por último destacamos las vistas panorámicas, destacando el mirador sobre el embalse de Entrepeñas y que ofrece al visitante desde la ermita de la Virgen de la Esperanza, balcón natural sobre el Tajo.

También dispone de polideportivo con un parque público situado a levante del pueblo, cerca de la ermita de Santa Bárbara, al que se puede acceder por un carril de paseo perfectamente acondicionado.