Todas las mujeres sueñan con un a piel perfecta con una textura homogénea, sin arrugas sin manchas y con un tono uniforme y luminoso. Pero cada día, nuestra piel se somete a duras pruebas. Polución, UV, estrés, fatiga, agresiones internas y externas impactan sobre el equilibrio cutáneo. A la piel le cuesta mantener su equilibrio. El tono se apaga y el envejecimiento prematuro se acelera. La respuesta es aplicarse una mascarilla cada 2 o 3 días. Solo bastan 15 o 20 minutos para tener una piel perfecta.

Las mascarillas faciales se han convertido en la estrella de la temporada, junto con el serum. Pese a tener que llevar la mascarilla a causa del Coronavirus, la piel necesita mimos y cuidados, uno de ellos es sin lugar a duda la mascarilla facial. Su aplicación supone un momento de interiorización, de dialogo con nuestro interior, de calma, de relax. Ofrecen soluciones a todos los problemas de piel: deshidratación, sequedad, piel grasa o mixta, Pueden ser exfoliantes, hidratantes, reafirmantes, mejoran el tono, iluminan, minimizan los poros….

TUS ALIADAS
Un momento de calma: “Masque Multi-Régénérant”, de Clarins. Es la primera mascarilla anti-edad descontracturante, que combina una acción alisante de las arrugas debidas al estrés, una textura ultrasensorial y un método relajante, inédito para ofrecer una respuesta a los efectos nocivos del estrés y del cansancio. Permite recuperar un rostro radiante y sentirse increíblemente bien con su piel que, al estar lisa y descansada, parece visiblemente más joven. Su precio 73 euros.

Una inyección de hidratación: “Hydragenisyt Mascarilla SOS–hydratant Oxigenant”, de Lierac. Gracias a su textura gel fresca, hidrata intensamente formando una capa sobre la piel que libera progresivamente sus activos. De este modo refuerza la barrera cutánea para limitar la pérdida de agua y recuperar una piel confortable y elástica. Se aplica una capa fina sobre la piel evitando el contorno de los ojos. Dejar reposar durante 10 minutos y masajear hasta que la piel absorba la mascarilla.

Purificante: “Sos Pure Mascarilla de arcilla Reequilibrante con extracto de laurel Fleischer”, de Clarins. Es un tratamiento que potencia la luminosidad en las pieles mixtas y grasas gracias al extracto de laurel, purifica la piel y minimiza los poros en solo 10 minutos gracias a la combinación de ingredientes vegetales, la piel queda ratificada gracias a las propiedades absorbentes de la arcilla blanca y arcilla verde. El resultado es una piel nítida, fresca y limpia. Su precio 40 euros.

Reparadora: “Masque de Nuit Velours aux Fleurs de Safran SOS Confort Reparateur Intense”, de Sisley. Es una mascarilla calmante y reparadora que ayuda a la piel a recuperar su firmeza durante la noche al optimizar su actividad natural. Además, la hidrata y la nutre gracias a sus ingredientes. Finalmente reconforta y calma la piel seca envolviéndola en una burbuja de suavidad y confort. Su precio 107 euros.

Exfoliante: “Visible Difference Peel & Reveal Revitalizing Mask”, de Elizabeth Arden. Es un tratamiento que texturiza y revitaliza la piel, incrementando su luminosidad, minimizando líneas de expresión y unificando el tono de la piel. Gracias a la exfoliación que realiza esta mascarilla, suaviza, y mejorando la firmeza. Aporta vitalidad a la piel, elimina los signos visibles del estrés y del cansancio. Aplique la mascarilla sobre la piel limpia, relájese durante 15-20 minutos mientras se seca y después retírela. Su piel queda revitalizada, suave y luminosa.

Se recomienda su uso 1 o 2 veces por semana. Indicada para todo tipo de piel.

Calmante anti-rojeces: “Mascarilla calmante anti-rojeces Sensiphase AR”, de A Derma. Es un tratamiento específico calmante para las pieles reactivas propensas a las rojeces. Calma y reduce la reactividad de la piel, alivia aportando una sensación de frescor y finalmente descongestión.

Revitalizante: “Crema Mascarilla Hidratante Restauradora – noche”, de Jowae. Envolvente como un bálsamo y suave como un gel, esta deliciosa fórmula fresca mima la piel sin dejarla pesada o pegajosa. Hidrata, revitaliza y aporta luminosidad.

Se adapta a las necesidades de la piel y se puede aplicar con una capa fina como una crema  de noche, o  con una capa más gruesa como una mascarilla cuando la piel se muestre cansada Su aroma estimulante y delicado con notas de frutas cítricas, agua de jazmín, té blanco y almizcle. Se precio 17,90 euros.

Purificante: “Mascarilla Purificante con carbón del Himalaya”, de Body Shop. Para obtener este carbón las plantas de bambú se carbonizan a más de 1.000ºC. Este principio activo ayuda a eliminar impurezas de la piel y limpiar toxinas, pero no es agresiva con la piel ni deja rojeces.

En su fórmula también hay hojas de té verde de Japón y aceite de árbol de té de Kenia.