Guadalajara despide unas fiestas que regresan al centro, marcadas por la alta participación y con buen tiempo

Desde el balcón principal del Ayuntamiento capitalino y flanqueado por Sara Simón, segunda teniente de alcalde y concejala de festejos, así como de los miembros de la peña Fugitivos, Javier, Silvia y Leticia, encargados de dar el pregón de peñas el lunes de feria, el alcalde, Alberto Rojo, ha sido el encargado de dar por finalizadas las Ferias y Fiestas de Guadalajara 2022; unos festejos que han regresado al centro de la ciudad, aparentemente con un apoyo mayoritario de los guadalajareños, y en los que apenas ha habido incidentes que resaltar. Unas fiestas también marcadas por el buen tiempo, lo que ha permitido una alta participación en gran parte de los actos festivos programados desde el Ayuntamiento.

“Estas son las ferias del reencuentro con la ciudad, que ha funcionado gracias a las peñas y los vecinos», ha resaltado Rojo dirigiéndose desde el balcón de la Casa Consistorial a las peñas, a quienes ha mostrado su orgullo «por el compartimiento” que han tenido.

El primer edil finalizó su intervención dirigiéndose a los numerosos vecinos y peñistas que se congregaban en la Plaza Mayor de la capital, indicándoles que “desde mañana empezamos a trabajar en las ferias de 2023 con todas las mejoras y sugerencias que podamos entre todos llevar a cabo, un año nos queda por delante”, finalizó Alberto Rojo.

Seguidamente, Javier, en nombre de las peñas, y más específicamente de Fugitivos, manifestó su pesar «por el final de las fiestas tan esperadas, pero por suerte hemos podido disfrutar de una semana de eventos y actividades y nos queda el consuelo de que nos quedan 358 días para disfrutar del mejor lunes del año”. Por último, el peñista resaltó los ¡vivas! a la patrona de la ciudad, la Virgen de la Antigua, las ferias de la capital y las peñas.