“La Noche de las Candelas” en Albares nos propone un emotivo viaje musical por la Alcarria del Renacimiento

Más de 2.000 velas iluminarán el sábado 6 de agosto este tradicional concierto de música clásica, que rendirá también un homenaje a los refugiados ucranianos

Si hay una actividad en verano que destaca de manera especial en la Alcarria Baja, esta es el concierto de “La Noche de las Candelas” en la plaza de la Iglesia de Albares (Guadalajara), un recital nocturno de música clásica que tiene como única iluminación la luz de más de 2.000 velas.

Este año, el Ayuntamiento de Albares propone con esta iniciativa, enmarcada dentro de la semana cultural de este municipio, un emotivo viaje musical por la Alcarria del Renacimiento, con las composiciones de Alonso Mudarra, vihuelista de cámara en la corte de los duques del Infantado. Alonso Mudarra pasó dos décadas de su vida en Guadalajara, en compañía de grandes músicos y forma parte del reducido grupo de vihuelistas españoles del siglo XVI cuya obra ha llegado hasta nosotros.

El sábado 6 de agosto, a las 23:00 horas, el público podrá disfrutar, de forma gratuita, de un excepcional repertorio musical interpretado por Francisco Calvo y Adrián Rodríguez (guitarras), Daniel Jiménez y David Castro (violines), Jorge Jambrina (viola), Inés Encinas (violonchelo), Alicia Cantus (oboe) y Jorge Polo (percusión). Junto a los músicos, las voces del tenor Pablo Guillén y de las sopranos Alicia Arenas y Rocío Muñoz Gutiérrez, esta última, vecina de Albares.

Además del viaje musical por el Renacimiento y por las obras clásicas que componen este año el programa del concierto, el Ayuntamiento de Albares quiere rendir homenaje y acoger por unas horas a los 75 refugiados ucranianos que han llegado a la Alcarria Baja, concretamente a la localidad de Almoguera.

«Con este concierto buscamos dar un sentido abrazo, a través de la música, a todos aquellos ucranianos que se han visto obligados a desplazarse de su país por la guerra. Tanto para los músicos que van a participar en el concierto, como para el público asistente va a ser algo muy emotivo que se grabará en nuestra memoria», explica Francisco Tomás Pezuela, alcalde de Albares.