Proyecto Hombre: un cuarto de siglo desintoxicando vidas

Esta ONG, volcada en la rehabilitación de toxicómanos, fue la primera que arrancó en Castilla-La Mancha con un centro en Guadalajara

Modesto Salgado, fundador de Proyecto Hombre, reconoce que “lo más satisfactorio de esta labor es encontrarte con gente que te abraza y te dice que le has cambiado la vida”

En la actualidad, la comunidad atiende a 350 drogodependientes en Castilla-La Mancha, la mayoría de ellos, hombres, de entre 35 y 40 años y adictos a la cocaína

Imagen del centro terapéutico de Proyecto Hombre en Guadalajara. //Foto: Henaresaldia.com
Imagen del centro terapéutico de Proyecto Hombre en Guadalajara. //Foto: Henaresaldia.com

Manuel es un chico de 37 años, alegre, extrovertido y padre de dos niñas a las que adora. Su infancia discurría aparentemente feliz con sus padres y hermanos en Albacete hasta que la droga y el alcohol se cruzaron en su camino durante la adolescencia. Entonces todas sus ilusiones y proyectos se derrumbaron. Tenía 15 años y, cuenta a Henaresaldia.com, que el hecho de haber empezado a trabajar muy joven, la falta de un referente paterno y la soledad que sentía pudieron estar detrás de su adicción a la cocaína. Una enfermedad que ha padecido durante veinte largos años, tiempo en el que no fue capaz de desintoxicarse y no paró de consumir.

Ahora, la vida y su capacidad de superación le han dado una segunda oportunidad. La rehabilitación en la comunidad de Proyecto Hombre le ha devuelto la confianza en sí mismo para recomponer su realidad: “Proyecto Hombre ha significado un antes y un después en mi vida. Estoy descubriendo cómo soy realmente y porqué empecé a consumir. Me siento feliz, motivado y tengo plena confianza en que voy a superar esta difícil situación”. Lleva seis meses de terapia

Manuel Martínez, unos de los miembros de Proyecto Hombre, que se está tratando de su adicción a la cocaína. //Foto: Henaresaldia.com
Manuel Martínez, unos de los miembros de Proyecto Hombre, que se está tratando de su adicción a la cocaína. //Foto: Henaresaldia.com

y su mirada transmite seguridad y franqueza. Cuando finalice la rehabilitación dentro de seis meses no pide mucho. Solo poder cuidar a sus hijas pequeñas, de 5 y 3 años, emprender su propio negocio y recuperar la cotidianidad que un día la drogadicción le arrebató.

El testimonio de Manuel ejemplifica a la perfección la historia de cientos de chavales que cada año se precipitan al abismo de la droga en España. Ayudar a desintoxicar vidas es la razón de ser de Proyecto Hombre que este año cumple 25 años, entregado a reconstruir la amarga y maltrecha experiencia de muchos drogadictos y alcohólicos. Es el caso de Javier, otro cocainómano de 40 años que llegó a Proyecto Hombre en un momento personal delicado en el que había perdido su empleo y la relación con su familia se había deteriorado mucho. “Mi adición a la cocaína y al cannabis comenzó cuando tenía 16 años y creo que me refugié en las drogas porque me sentía aislado, acomplejado y nunca supe cómo dirigir mi vida de forma autónoma sin depender de mi familia”.

Sobre su experiencia en Proyecto Hombre solo tiene un mensaje de agradecimiento: “Después de haber estado 25 años enganchado, he rehecho mi vida. Me valoro, tengo autoestima y he descubierto, gracias a la terapia, que me drogaba para ocultar mis verdaderas emociones y conflictos a la sociedad”. La ilusión con la que Javier afronta su nueva vida se debe, en buena

medida, al oficio que desempeñará cuando acabe el tratamiento; una actividad que ha aprendido en el centro. Así, dedicará su tiempo a criar y a domar caballos en una yeguada de Ciudad Real y a “conocer a gente interesante”.

A la derecha, Javier Abánades, de 40 años, se dedicará al cuidado de caballos cuando complete la rehabilitación de su adicción a la droga. /Foto: Henaresaldia.com
A la derecha, Javier Abánades, de 40 años, se dedicará al cuidado de caballos cuando complete la rehabilitación de su adicción a la droga. /Foto: Henaresaldia.com

25 años de historias

La andadura de Proyecto Hombre comenzó a principio de los 90 cuando el obispo de Sigüenza le encomienda a Modesto Salgado, que por aquel entonces era sacerdote en la localidad molinesa de Peralejos de las Truchas, una nueva misión: crear Proyecto Hombre. Se trata de un espacio de rehabilitación destinado a personas que sufren una adicción severa a las drogas o al alcohol. “Me entusiasmó el proyecto desde el principio en un momento en el que había una plaga de heroína y sida en España. Existía una alarma en torno a la droga y la sociedad expresaba miedo y rechazo hacia las personas drogadictas que vivían aisladas”, puntualiza Modesto Salgado.

Este estigma social hacia al drogadicto ha evolucionado, en cambio, a lo largo de estas dos décadas. El perfil del toxicómano actual es el de un hombre de 35 años que ha consumido principalmente cocaína durante 15 años. “Ahora el cocainómano es una persona normal con su familia, su trabajo y de la que nadie conoce su adicción, al haberse normalizado el problema”, explica Salgado. En cuanto a los alcohólicos, éstos son más mayores que los drogadictos, con alrededor de 55 años y “vienen muy motivados porque han perdido todo; su familia, su trabajo y saben que es su última oportunidad”.

La problemática que rodea al drogodependiente también es muy diferente. Según el fundador de Proyecto Hombre “ahora nos encontramos con adolecentes que consumen hachís de forma abusiva y los daños cerebrales que les produce esta droga hacen que fracasen en su vida escolar”.

El centro de Proyecto Hombre en Castillejos, a las afueras de Guadalajara, es un complejo donde solo hay lugar para el sosiego y la meditación. Un oasis lleno de luz, jardines, flores y agua donde se respira un clima de cariño y complicidad, ideal para que los drogadictos encaucen su vida. Fundado en 1992, fue el primero que se abrió en Castilla-La Mancha y ha ayudado a lo largo de estos veinticinco años a miles de personas a dejar las drogas. Actualmente, la comunidad atiende a 350 pacientes en toda la región, 200 más que hace un cuarto de siglo, lo que demuestra que la droga sigue siendo un problema social hoy en día.

Durante estos veinticinco años, esta ONG no ha parado de innovar adaptándose a las necesidades del colectivo al que atiende, mediante programas terapéuticos, de reinserción social e incluso algunos proyectos destinados a los drogadictos que se encuentran presos en los distintos centros penitenciarios de Castilla-La Mancha. Una trayectoria de la que Modesto, el alma mater de la iniciativa, cree que “lo más gratificante es reencontrarte con personas que cuando conociste no tenían ganas de vivir y ahora te abrazan y te dicen que les has cambiado la vida. Es algo único”.

Proyecto Hombre Guadalajara cuenta con tres instalaciones en la capital; la comunidad terapéutica de Castillejos en la que participan medio centenar de personas, la de alcohol en la zona de Bolarque con 28 pacientes y el centro de día, formado por 30 chicos a los que la organización ayuda a desengancharse de la heroína. Aquí también acuden dos días a la semana otros treinta cocainómanos acompañados de sus familias para tratarse.

Modesto Salgado, fundador de Proyecto Hombre Guadalajara. //Foto: Henaresaldia.com
Modesto Salgado, fundador de Proyecto Hombre Guadalajara. //Foto: Henaresaldia.com

El programa de rehabilitación en el centro terapéutico, que dura alrededor de dos años, se basa en sesiones de terapia en grupo y de autoayuda en las que los miembros reflexionan sobre el origen de su adicción y cómo conseguir superarla. “Es una experiencia enriquecedora porque cada compañero abre su corazón compartiendo episodios traumáticos de maltrato y violencia, que de otra manera ocultarían”, asegura Salgado. Además de estas interacciones en grupo, coordinadas por un equipo de 10 profesionales, Proyecto Hombre ofrece un servicio de autoayuda que les “motiva” para enfrentar el problema y una fase de reinserción con la que se les prepara para una vida independiente y libre de sustancias tóxicas. Durante su estancia en la comunidad, los internos también tienen la oportunidad de formarse realizando algunos cursos de informática, jardinería o cuidado de caballos, cuyo objetivo es facilitarles la vuelta al mundo laboral una vez abandonan el proyecto.

Toxicómanas

La proporción de mujeres drogadictas y alcohólicas que necesitan tratamiento para superar su adicción es muy inferior al de los hombres. La comunidad de Castillejos está formada por cincuenta miembros, de los que solo 12 son mujeres. El problema que sufren la mayoría de féminas está relacionado con una dependencia de la droga y de su pareja afectiva: “Cerca del tas 80% de mujeres que atendemos son drogadictas y paralelamente sufren dependencia de una figura masculina, que la ha maltratado”, sostiene el fundador de Proyecto Hombre. Con el fin de rehabilitarlas, la ONG las instruye mediante el programa de ‘madres con niños’, que presta terapia a las madres, mientras sus hijos juegan y aprenden en la guardería del complejo. Su finalidad es desintoxicarlas de la droga y apoyarlas para que puedan reconducir su vida, lejos de su maltratador.

Helia Carro, de 26 años, se recupera de su dependencia a la cocaína en la comunidad con su hija. //Foto: Henaresaldia.com
Helia Carro, de 26 años, se recupera de su dependencia a la cocaína en la comunidad con su hija. //Foto: Henaresaldia.com

Helia tiene 26 años, estudió integración social y fue drogadicta durante años. Ahora vive con su hija de 15 meses en el centro terapéutico donde lucha por recuperarse: “Sufrí una recaída muy fuerte meses después de que naciera mi hija y necesitaba apoyo porque llegó un momento en que no estaba bien y no podía cuidar de ella. Estar aquí te cambia, aprendes a llevar una vida normal, te aceptas como eres y tomas tus propias decisiones”, asegura Helia.

Manuel, Javier y Helia son algunos de los miles de drogodependientes a los que Proyecto Hombre ha brindado la oportunidad de construir una vida nueva, llena de metas durante 25 años de servicio. Ahora, los proyectos de esta institución tan querida por los alcarreños se centran en inaugurar el primer centro de Día en Toledo, previsto para octubre y mantener todos las iniciativas que están en marcha. Para conmemorar el 25 aniversario de su fundación se celebrará un Congreso europeo sobre drogas y rehabilitación en Toledo y un concierto benéfico que contará con la actuación del cantautor Amancio Prada, el próximo 3 de noviembre en la capital toledana.

Raquel Gamo
Periodista. Madrileña de nacimiento y molinesa de crianza. He sido redactora de Telemadrid, Radio Intercontinental, La Tribuna de Guadalajara, CNC (televisión del Grupo El Día) y la división de revistas de Vocento. En la sección ‘Guadalajara a fondo’ de HENARES AL DÍA abordaré asuntos de actualidad en la provincia a modo de crónicas, reportajes y entrevistas.