El mercadillo semanal de Azuqueca vuelve instalarse este miércoles

Este miércoles 4 de noviembre, se va a instalar el mercadillo semanal en Azuqueca de Henares. «La Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha autorizado de nuevo la venta ambulante en nuestra ciudad, que suspendió previamente el 22 de agosto para la prevención de contagios por COVID-19 y el control de los brotes comunitarios», explica el concejal responsable del área, Enrique Pérez de la Cruz.

Con el fin de poder cumplir con las medidas de seguridad e higiene establecidas por Sanidad, el mercadillo se ubica en el Recinto Ferial, «un espacio más amplio y que facilita el cumplimiento de la distancia de seguridad, tanto para vendedores, como para visitantes», con un tercio del aforo y de puestos -el mercadillo azudense cuenta con 108 licencias-. «Hemos creado grupos para el reparto de los puestos, que se irán alternando en los días de venta», aclara el edil.

El recinto se abrirá al público de 8:30 a 14 horas con un aforo máximo de 400 personas. Para las personas de alta vulnerabilidad, se recomienda un itinerario seguro de 8:45 a 10:30 horas. Además del control de la entrada y salida, el Ayuntamiento ha marcado itinerarios, se señalizan las distancias y se han colocado dispensadores de gel. «Además de la presencia de Policía Local, contaremos con la colaboración de la Agrupación Local de Seguridad y de monitores de Deportes para informar de las medidas que se aplican y vigilar su cumplimiento», detalla Enrique Pérez de la Cruz.

En el caso de los vendedores, se establece que los puestos se instalen de manera previa de 7 a 8 y se recojan de 14 a 15 horas. Queda prohibido el autoservicio y se establece que el vehículo de transporte se estacione detrás del puesto.

De manera conjunta, el protocolo establece la obligatoriedad del uso de mascarilla, lavarse las manos, mantener una distancia de seguridad de 2 metros y evitar aglomeraciones y disponer de gel hidroalcohólico en cada puesto. Se recuerda que hay que evitar tocarse ojos, nariz y boca con las manos y que, si se tose o estornuda, hay que cubrirse con el codo.