Cuando el Pelagallinas se convierte en ruta…

La Cueva del Oso
La Cueva del Oso

Es, quizá, una de las zonas más desconocidas de Guadalajara. No aparece en los paquetes de los grandes touroperadores españoles. Sin embargo, se trata de un lugar con unos valores medioambientales y paisajísticos impresionantes. De hecho, se encuentra entre las primeras reservas fluviales que se declararon en la provincia. Hablo del río Pelagallinas y de su entorno, ubicados al norte de Guadalajara, en plena Serranía.

Precisamente, éste es el lugar elegido por Ecologistas en Acción para hacer su próxima ruta. La han programado para este domingo, 20 de mayo. “El propósito de la excursión es, en primera instancia, recorrer un tramo de este río, con el fin de conocerlo, disfrutarlo y valorarlo”, explica Fernando Santander, profesor universitario y miembro de dicha organización conservacionista. “Además, pretendemos apreciar el entorno natural y cultural del Pelagallinas”, añade.

Y para poder llegar hasta el lugar, Ecologistas en Acción ha fletado un autobús. Saldrá a las ocho de la mañana desde las pistas de atletismo de La Fuente de la Niña. “Nos dejará en el punto de inicio de la ruta. Más concretamente, en la intersección del río con la carretera Gu-147, entre los términos de Aldeanueva de Atienza y Condemios de Arriba”, explican.

Publicidad

Una vez en el destino, comenzará el ejercicio. “Descenderemos por caminos, sendas y algún tramo campo a través, hasta alcanzar el casco urbano de Prádena de Atienza”, narran desde la organización ambientalista. “Allí nos estará esperando el autobús para trasladarnos de vuelta a Guadalajara”, confirman. “El recorrido previsto transita al norte de las cumbres del Alto Rey, bordeando su base”, explican.

– Pero, ¿por qué se ha elegido la zona del Pelagallinas para realizar esta actividad? –pregunta el periodista.

– Por tratarse de una de las reservas fluviales más antiguas de Guadalajara y porque, además, presenta una combinación de los paisajes más bonitos y desconocidos de la provincia –responde Fernando Santander–. La zona atesora elementos geológicos, etnográficos y botánicos que, a buen seguro, sorprenderán a los asistentes.

Río Pelagallinas
Río Pelagallinas

Una variedad de recursos que ya se reflejó en la Declaración de Reserva Fluvial de la zona hace 15 años, y que fue condensada en el decreto 287/2003. Este documento hacía hincapié en la riqueza florística, faunística e hidrográfica del entorno. “La turbera del Pelagallinas está situada a una altitud de unos 1.350-1.400 metros sobre el nivel del mar y su importancia radica en ser un importante ejemplo de este tipo de hábitats, que normalmente se emplazan en el tercio norte peninsular”, se explicita en el texto legal. “Por ello, esta turbera, situada en un punto más meridional y formada por el remansamiento de aguas de montaña, es excepcionalmente rara y delicada”, se complementa.

Sin embargo, en la ruta de este domingo también se disfrutarán de otros muchos valores. En lo florístico, destacan los pinares silvestres, que se mezclan con especies caducifolias, como saucedas o melojares. También se podrá pasear por prados y observar un sotobosque compuesto por jarales y brezales. Todo un lujo.

Pero si los ejemplos vegetales del Pelagallinas son destacables, las especies animales también son muy reseñables. “La comunidad faunística, debido a la gran variedad de hábitats que concurren en las proximidades de este río, encuentra aquí un espacio idóneo para su desarrollo”, confirma el decreto 287/2003. De hecho, se han avistado nutrias, gatos monteses, mirlos acuáticos e, incluso, diferentes aves rupícolas. Todo ello sin olvidar las comunidades acuáticas. “En las oxigenadas aguas del río está presente la trucha común, destacando el buen estado en el que se encuentra esta población”, se asegura.

Río Pelagallinas
Río Pelagallinas

La importancia de la divulgación
Por tanto, los valores naturales del entorno son más que evidentes. Razón por la cual desde Ecologistas en Acción quieren darlos a conocer. Y, para ello, han programado esta excursión, en cuyo trayecto se irán explicando los diferentes elementos existentes en la zona. “Durante el recorrido, varios especialistas divulgarán aquellas características dignas de mención, incluida la Cueva del Oso, que visitaremos”, indican.

De hecho, la ruta del domingo se incluye dentro de un programa más amplio, centrado en la difusión de la relevancia natural de la provincia. “La motivación surge a partir de las actividades que, sobre las reservas fluviales, tendrán lugar este viernes, 18 de mayo en El Rincón Lento. Se trata de un taller dirigido a personal especializado –que tendrá lugar por la mañana–, mientras que por la tarde habrá una charla divulgativa sobre este tema”, confirma Fernando Santander.

En consecuencia, la difusión del saber –en este caso, ambiental– puede llegar por múltiples vías. También a través de la práctica, como ocurre con la excursión del día 20. Lo importante es transmitir la riqueza de nuestro medio natural. Sobre todo, si se trata de una zona tan desconocida como el Pelagallinas. Porque, en definitiva, la divulgación del conocimiento es fundamental para generar ciudadanía y para proteger lo que se posee. Ya lo dijo Sócrates:

«El conocimiento os hará libres»

Recomendaciones prácticas

La ruta del próximo domingo por el Pelagallinas tendrá un recorrido de 11 kilómetros. Una parte se realizará por caminos, mientras que otra se desarrollará campo a través. “Calificamos la excursión con un nivel de dificultad bajo/medio”, aseguran desde Ecologistas en Acción. “Es necesario llevar comida y bebida de partida, pues está previsto comer en la naturaleza”, confirman. “Haremos un uso responsable de la reserva fluvial. No se permitirán acciones contrarias a sus principios”, añaden.

Todo el que quiera apuntarse a la excursión, deberá enviar un correo electrónico a guadalajara@ecologistasenaccion.org, indicando el nombre y apellidos de todas las personas que quieran acudir. “Se asignarán provisionalmente las plazas por estricto orden de recepción de solicitudes, hasta que se agote el espacio en el autobús”, indica la entidad responsable. La cuota será de seis euros para los socios y de 10 euros para los que no lo sean. “La recaudación se destinará íntegramente a sufragar parte del flete del transporte”, concluyen.

 

Julio Martínez

Historiador y periodista, especialista en comunicación ambiental y en Masonería mexicana. El reporterismo es mi vocación. Ahora informando desde Guadalajara. “Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz” (Benito Juárez, 1867).