El I Congreso de Turismo Rural (Checatur) anima a aprovechar el “enorme potencial” de Guadalajara

La localidad de Checa acogió la primera edición de una cita que nace con la vocación de “aunar voluntades” y “promocionar” Guadalajara

Decenas de ponentes, llegados desde todas las comarcas de la provincia, explicaron sus experiencias de éxito en la gestión de actividades vinculadas al sector turístico

Las ponencias del congreso se desarrollaron en el Museo de la Ganadería Tradicional de Checa. // Fotos: R.G. y Checatur.

RAQUEL GAMO. CHECA (GUADALAJARA).

La mañana comenzó intensa, con la dulzaina de LosMedicid, los gaiteros-viajeros que recorren el Camino del Cid, y terminó también intensa con una mesa redonda en la que se pusieron de manifiesto tanto las fortalezas como las debilidades de la oferta turística de nuestra tierra. Checatur, el primer Congreso de Turismo Rural de Guadalajara, organizado en el Museo de la Ganadería Tradicional que se ubica en la preciosa localidad de Checa, fue “un éxito rotundo”. Así lo expresan sus organizadores, un grupo de voluntarios y entusiastas del turismo encabezados por Ángel de Juan, Víctor J. Pascual, Pepe Riofrío y Patricia Martínez impulsores de la Asociación de Turismo de Guadalajara.

La jornada, que reunió a más de un centenar de participantes –durante la comida popular, maravillosamente servida por las gentes de Checa, la asistencia se elevó a más de 300-, sirvió para poner en común experiencias y reflexiones alrededor de la casuística personal de una serie de particulares y colectivos implicados en la actividad turística. Hubo tiempo para el análisis durante las ponencias, pero también para el comercio a través de los diferentes puestos de venta en la feria organizada alrededor de esta cita.

Alfredo Chavarría, de La Huerta del Alto Tajo.

Checatur, que contó con la colaboración del Ayuntamiento de Checa y decenas de empresas, tuvo la virtud de situar a ras de suelo el sector turístico de la provincia. Sin discursos políticos ni retórica hueca de especialistas que se enredan en tesis que luego nunca terminan de llevarse a la práctica. Su principal virtud es que puso sobre el tapete, y también en contacto, a multitud de personas y empresas empeñadas en sacar adelante iniciativas vinculadas al turismo.

La cita arrancó el pasado sábado por la mañana con el bloque Patrimonio y Cultura y la intervención de Daniel Mendes, responsable de la productora Revives; Juan Pablo Martínez, arqueólogo y director del yacimiento de Castil de Griegos de Checa; José Arturo Salgado, historiador y autor de la guía Todo el Románico de Guadalajara; y Javier Fernández, codirector del yacimiento arqueológico de Caraca, ubicado en la localidad alcarreña de Driebes. Los cuatro abordaron el potencial del “arqueoturismo” y también del patrimonio arquitectónico como activos de referencia en la oferta turística de Guadalajara.

Durante el segundo bloque, dedicado a “la importancia de las redes sociales y el concepto de colaboración”, contó con las participaciones de Cristina Guijarro, community manager de las redes sociales de Budia Directo, quien enfatizó la necesidad de “implicar” a los pueblos en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías en el sector turístico; David Esteban, ingeniero electrónico; y Sara Moreno, comunicadora audiovisual, que resaltaron el peso de las redes sociales, especialmente, de Instagram; y Víctor J. Pascual, diseñador web en Ayuve, que explicó de forma amena la proyección de los mensajes y las campañas orientadas a promocionar la provincia, desde la creatividad y la innovación, a través de internet y las redes sociales. “La gente no lee. Hay que aprovechar Youtube y el resto de plataformas para, a través de vídeos y otros recursos gráficos, llegar al público. Pero hay que hacerlo encontrando el mensaje y el tono adecuados para cada empresa y colectivo, aprovechando el patrimonio natural que tenemos y la cercanía a un mercado de millones de personas como es Madrid”, subrayó.

Víctor J. Pascual, presidente de la Asociación de Turismo de Guadalajara y promotor de SenderismoenGuada.

Por otro lado, en el bloque de ‘Gastronomía y restauración, Gestión de alojamientos rurales y Naturaleza, espacios naturales y turismo sostenible’ intervinieron Laura Jiménez, propietaria del restaurante Corrinche, en Alcoroches, quien resaltó las posibilidades que tiene el sector hostelero para fijar población. Ella misma, según contó, se vino desde Sabadell hasta Alcoroches para montar este restaurante y encontrar una salida laboral. “Fue duro y el trabajo es duro, pero ya llevamos más de cinco años y el éxito acompaña”, explicó. Rodrigo Calvo, de El Portón de la Sierra (Orea) subrayó la importancia del “asociacionismo” y la “colaboración, no la competencia” entre agentes que operan en el turismo rural.

Alfredo Chavarría, de la asociación de agricultura ecológica La Huerta del Alto Tajo, hizo hincapié en el cultivo de la patata de Checa como instrumento para potenciar la actividad agroalimentaria y, de paso, la promoción turística. Esther Fernández, que regenta desde hace una década la casa rural Los Doce Robles en Campillejo (Arquitectura Negra) resaltó las posibilidades y el patrimonio que ofrece esta provincia, pero añadió la necesidad de “coordinar los esfuerzos institucionales y mejorar las infraestructuras, incluido internet, además de ampliar la oferta en hostelería”.

Marta Corella, alcaldesa de Orea y gestora del Albergue El Autillo en esta localidad del Alto Tajo, expresó un mensaje en positivo y contó que “hay que perseguir los sueños” y apostar por el medio rural como forma de vida. Goyo Martínez, de la Ciudad de la Miel, de Horche, trazó un recorrido muy didáctico por las propiedades de la miel, las cualidades de la miel de la Alcarria –“la mejor del mundo”- y las limitaciones de una producción “excelente, pero escasa”. Pepe Riofrío detalló, especialmente, la necesidad de emprender un negocio “habiendo hecho antes un plan de negocio adecuado, es algo fundamental para saber nuestras posibilidades”.

Ya en las sesiones de la tarde, el bloque dedicado a la naturaleza y los espacios naturales contó con las ponencias de Ángel de Juan, miembro de la Asociación de Turismo de Guadalajara y promotor de la web de www.caminosdeguadalajara.es. Además de explicar su dilatada experiencia como gestor de caminos rurales y de rutas de senderismo en la provincia, recalcó las posibilidades que ofrece el patrimonio natural “como generador de riqueza y empleo”.

José Carlos de Santiago, gerente de la empresa de Turismo Activo Asdon Aventura en Poveda de la Sierra y presidente de Atrama, detalló su experiencia particular a la hora de apostar por el “turismo activo” en Guadalajara y, en particular, en el Alto Tajo. Sin embargo, también resaltó que “lo mismo que ahora estoy diciendo sobre el desconocimiento que existe de esta zona fuera de Guadalajara, lo podría haber dicho hace 20 años. Por tanto, algo se estará haciendo mal y hay que preguntárselo”. Rubén Martínez, de la empresa Multiaventura Buendía, hizo una defensa encendida del turismo de experiencias y reveló que el pasado año, coincidiendo con la sequía y la falta de agua en los pantanos de la cabecera del Tajo, la facturación de su compañía se desplomó un 30%.

Ángel de Juan, uno de los promotores de Checatur.

Por su parte, Alberto Lebrón y Roberto Trinidad, de Geoguada, expusieron las oportunidades que ofrece el turismo geológico, mientras que Gema Roselló relató su experiencia al frente de ‘Sentir el Alto Tajo’, una empresa de turismo activo especializada en rutas accesibles y turismo inclusivo. Su ponencia fue extraordinariamente emotiva, ya que estuvo acompañada de Francisca Rigo, técnico en accesibilidad, que explicó su propia experiencia. Y Ángel de Juan, que puso en valor la importancia de una red de senderos en el turismo rural.

Además de los bloques temáticos, Checatur también acogió la presentación de Luna en el Alto Tajo, la novela de la periodista Isabel González del Vado ambientada en esta comarca; la iniciativa Checa Ilumina, a través de la cual esta población se ilumina una vez al año a través de miles de velas, y cuya presentación corrió a cargo de Pilar Gasca; y la Cueva del Tornero, que se encargó de presentar Alberto Ortega. “Aquí ha nacido el espíritu de Checa, que sirve de unión para afrontar los retos de esta tierra, también en turismo”, enfatizó Isabel González del Vado.

Jesús Alba, alcalde de Checa, a la izquierda, durante la visita a Castil de Griegos.
La patata de Checa, protagonista de la comida popular durante el congreso.
Mesa redonda para analizar la situación del turismo en Guadalajara.

Debate sobre el sector

La jornada se cerró con una mesa redonda en la que intervinieron José Antonio Lozano, director de conservación del Parque Natural del Alto Tajo; y José Juárez, responsable de conservación de los Parques Naturales de la Sierra Norte y del Barranco del Río Dulce. Ambos defendieron la labor de los espacios naturales como motores del desarrollo turístico aunque “recalcaron que el turismo no puede ser la única salida económica para los pueblos pequeños”.

En el coloquio también participaron Raúl Conde, periodista de El Mundo con raíces en la Serranía, que pidió una “estrategia turística estable” para la provincia y la necesidad de avanzar en la “coordinación” entre administraciones de cara a “unificar y potenciar la promoción, mejorar la señalización y aquilatar la oferta de acuerdo a las posibilidades y el público objetivo del tipo de turismo con el que Guadalajara puede competir. A su lado, Eva María Díaz, técnico de desarrollo rural Leader de la oficina de Molina de Aragón, exhortó a la “sociedad civil” a tomar la iniciativa y a emprender, teniendo en cuenta las limitaciones de la Administración. Finalmente, Luis Carcavilla, coordinador del comité científico del Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo, explicó el reto que afronta este espacio para renovar la concesión de esta categoría.

Visita turística a la localidad de Checa, colofón a la primera edición de Checatur.

Checa, sede permanente

La organización del Congreso hará públicas las conclusiones en las próximas fechas, pero tanto en las ponencias como en el coloquio final se puso de manifiesto la necesidad de “aprovechar” el “enorme potencial” turístico de la provincia de Guadalajara, para lo que resulta imprescindible fijar una estrategia estable en la materia, potenciar el aprovechamiento de los recursos endógenos, mejorar las infraestructuras como la cobertura de internet y telefonía móvil, poner en valor el patrimonio a través de iniciativas de turismo activo y mejorar la difusión y promoción turísticas.

El Congreso de Turismo Rural nace con la vocación de tener continuidad. El Ayuntamiento de Checa ha ofrecido este municipio de los Montes Universales como sede permanente de una cita que ha surgido, como expresaron sus impulsores, desde la “suma de voluntades” y la “pasión” por esta tierra.

El domingo, durante la última jornada del Congreso, los participantes aprovecharon para realizar una visita turística a la localidad de Checa, que durante los últimos años ha sobresalido no sólo por la belleza que atesora su patrimonio sino por la capacidad para gestionar sus recursos culturales y turísticos. Jesús Alba, alcalde de Checa, hizo de guía de la expedición hasta el impresionante yacimiento de Castil de Griegos, además de realizar un recorrido por las calles del pueblo y visitar algunos de sus principales atractivos. El próximo año, más.

Raquel Gamo

Periodista. Madrileña de nacimiento y molinesa de crianza. He sido redactora de Telemadrid, Radio Intercontinental, La Tribuna de Guadalajara, CNC (televisión del Grupo El Día) y la división de revistas de Vocento. En la sección ‘Guadalajara a fondo’ de HENARES AL DÍA abordaré asuntos de actualidad en la provincia a modo de crónicas, reportajes y entrevistas.