Sacedón, un lugar para descubrir

Río Tajo en Sacedón
Río Tajo en Sacedón

Sacedón es el gran desconocido de La Alcarria, eclipsadas por sus aguas encontramos un sinfín de maravillas turísticas que harán las delicias de quienes quieran dejarse mecer por la tranquilidad de sus bosques y el murmullo de sus piedras, cargadas de historia. Como las del puente romano, que cruza el río Tajo uniendo lo términos de Auñón y Sacedón y nos recuerda la leyenda de Juan Martín Díez, El Empecinado, que lo conquistó el 23 de marzo de 1811 para arrebatarle a los franceses la única manera de cruzar el Tajo.

O las del Monasterio de Monsalud, cuyos muros resguardan la magia de todas las Brujas de la Alcarria, cuyo legado se esconde en lo que fuera hogar de los monjes blancos del Císter desde el siglo XII hasta el XIX. Declarado Bien de Interés Cultural desde 1931, el monasterio alberga una exposición permanente con elementos interactivos, con los que el visitante experimentará en carne propia un vuelo en escoba o una quema en la hoguera inquisitorial.

Visita obligada son la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVI, con un coro que constituye una de las obras más importantes de la arquitectura castellana del siglo XVI; las ermitas de la Santa Cara de Dios y del Socorro y los monumentos del Sagrado Corazón de Jesús y del Rollo Trujillo, una réplica exacta del situado en Cáceres. No podemos olvidar las ruinas del Real Sitio de la Isabela, tristemente emergido de entre las aguas del prácticamente desaparecido embalse de Buendía.

Publicidad

Quien quiera acción puede apostar por una extensa oferta de actividades que van desde una ruta a caballo por los montes a paseos en bicicleta o andando por nuestros caminos. O participar en el Desafío Alcarria, la prueba más importante de MTB de Guadalajara. Este año inauguramos además una vía ferrata para los amantes de la aventura.

Quien quiera fiesta las Ferias de Primavera (mayo-junio) acogen un festival nacional de charangas que, bajo el lema ‘La Magia de la Luz, el Agua y la Música’, atrae la atención de numerosos medios cada año; también los festejos populares de las fiestas de la Cara de Dios (a finales de agosto).

Además, para los que un día les resulte poco para disfrutar de esta amplia oferta paisajística y de ocio, desde donde descubrir otros rincones de La Alcarria más pura, la localidad ofrece gran variedad de lugares donde hospedarse y disfrutar de ricos platos de la cocina tradicional.