Azuqueca comienza los trabajos de fumigación contra los mosquitos

Imagen de archivo de la aplicación del tratamiento contra los mosquitos en la laguna de La Quebradilla
Imagen de archivo de la aplicación del tratamiento contra los mosquitos en la laguna de La Quebradilla

Desde que comenzó abril y con periodicidad semanal, una empresa especializada en la prevención y el tratamiento contra plagas, está aplicando por todo el municipio de Azuqueca tratamientos larvicidas para combatir mosquitos y otros insectos, de cara a la subida de las temperaturas.

La concejala de Desarrollo Saludable, Charo Martín, explica que el Ayuntamiento de Azuqueca, como viene haciendo en los últimos años, ha puesto en marcha esta campaña «en la que se utilizan productos fitosanitarios sostenibles, con medios y tecnologías autorizadas». En un primer momento, se realizó un estudio para la localización de los puntos donde había una mayor presencia de depósitos de huevos de insectos y es en esas zonas donde se está aplicando el tratamiento larvicida. «Son imbornales, la laguna del parque de La Quebradilla, las fuentes ornamentales, el canal del Henares, la zona de la autovía, la depuradora municipal de agua y otros lugares húmedos y de almacenamiento de agua», detalla la edil. Este tratamiento larvicida se va a repetir semanalmente hasta el mes de octubre.

Más adelante, a mediados de mayo, se instalarán trampas para mosquitos adultos en distintas zonas que podrán cambiarse de ubicación, en función de la presencia de insectos. «Si fuera necesario, se aplicarán también tratamientos de choque puntuales para minimizar al máximo las molestias que causan los insectos a la población», detalla la responsable municipal de Desarrollo Saludable.

La edil recuerda a la ciudadanía la existencia de métodos físicos como las mosquiteras para evitar insectos en las viviendas o de repelentes para tratar de evitar picaduras. Además, resalta el riesgo derivado de mantener aguas estancadas y recomienda garantizar que las piscinas estén limpias y cloradas, desecar depósitos, y evitar la acumulación de agua en maceteros o desagües.