Fundación Caja Rural CLM organiza una jornada sobre cómo afectan las nuevas tecnologías a la experiencia de compra

Foto de familia de la actividad organizada por la Fundación Caja Rural CLM
Foto de familia de la actividad organizada por la Fundación Caja Rural CLM

La Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, a través de su Instituto de Innovación y Competitividad, ha realizado la primera actividad dentro de su ‘Programa Alumni’, donde casi 500 antiguos alumnos de sus acciones se podrán beneficiar de una oferta formativa de continuidad y excelencia contando con ponentes de referencia en sus sectores y con temática muy diversa, como habilidades directivas, marketing digital, comunicación o gestión de cooperativas, entre otras.

La primera de estas actuaciones ha tenido como protagonista al prestigioso profesor de ESIC Business & Marketing School y doctor en Ciencia de la Información por la Universidad de Pisa, Antonio Fontanini, quien desarrolló la ponencia ‘Custome Experience: lo que en realidad importa’.

Fontanini analizó los cambios que las nuevas tecnologías están provocando y cómo la experiencia de compra por parte del cliente no finaliza simplemente con la adquisición del producto o servicio. En este sentido, el profesor explicó que los clientes hoy día “exigen, preguntan, se quejan, comparten y recomiendan”, por lo que abogó por mejorar la experiencia que se ofrece en todos los momentos en los que se relaciona con una compañía o marca.

Publicidad

Para ello, consideró vital “conocer las motivaciones, problemas y deseos de los clientes, para aportarle valor y mejorar su experiencia”.

Durante el workshop se analizaron, igualmente, diversos casos de éxito que están marcando un punto de inflexión en esta “Era de la Experiencia”.

El acto contó con la participación de la directora de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Ana López-Casero, quien dio la bienvenida al profesor Fontanini y le agradeció su disponibilidad y entusiasmo por intervenir en el proyecto ‘Programa Alumni’, así como con la presencia de más de 30 alumnos que pudieron instruirse con los conocimientos y experiencias del profesor Fontanini.

Con esta acción, el Instituto de Innovación y Competitividad de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha ejemplifica su apuesta por contribuir al desarrollo económico y social de Castilla-La Mancha poniendo énfasis especial en el fomento del conocimiento y la formación del talento de los emprendedores.